Piquero patas azules – Galápagos es su lugar favorito de apareamiento

Piquero patas azules – Galápagos es su lugar favorito de apareamiento

agosto 28, 2018 0 Por admin

Piquero de Patas Azules: El ave más singular de las Islas Galápagos

Las aves tienen una característica en común con los turistas que vienen a visitarnos. A pesar de tener la posibilidad de poder desplazarse a puntos muy distantes a lo largo de todo el planeta, y podrían vivir en cualquier región con un clima cálido, siempre vuelven a Galápagos. Este es el caso del Piquero de patas azules.

Características

El Sula nebouxii tiene un tamaño entre 75cm y el metro de altura, y pesan entre 1 y 2 kilos. Sus ojos blancos con pupilas negras grandes le otorgan una mirada intensa. Nada más nacer, su plumaje es completamente blanco, que mantienen los  y ejemplares adultos en el tronco, y se mezcla con un tono pardo en la cabeza, que predomina en sus alas.  Estos colores poco llamativos contrastan con el azul celeste intenso de sus patas, que es su característica principal. No obstante, al nacer el color de sus patas es blanco, debido a que el color se debe a pigmentos adquiridos en su alimentación de las especies . Su pico de color gris plateado estrecho  y alargado es su herramienta de pesca, que es la base de su alimentación.

 

¿Dónde habita Piquero de Patas Azules?

Podemos encontrar ejemplares de este ave a lo largo de gran parte de la costa oeste del continente americano, desde el sur de Estados Unidos hasta el norte del Perú. No obstante, la gran mayoría vuelve a las Islas Galápagos a aparearse. No tienen una temporada fija de apareamiento, por lo independientemente de la época en la que nos visites podrás disfrutar de este espectáculo único.

Hace algunos años era muy fácil encontrar ejemplares en cada isla. Sin embargo, debido a la falta de sus peces favoritos (sardinas y arenques), el número se ha reducido recientemente. North Seymour es el lugar perfecto para encontrarlos. Esta isla, situada al norte de la isla de Santa Cruz, es una isla rocosa habitada donde se sienten como en casa, y encontrarás una gran cantidad de otras aves como la fragata y numerosas especies de iguanas, además de una vegetación muy singular y endémica de la isla.

También se pueden encontrar en los siguientes lugares:

– Al noroeste de la isla Isabela: Tagus Cove y Punta Vicente Roca.

– Norte de la isla de Fernandina: Punta Espinosa.

– Isla de Santiago: Este: cerca del volcán del cráter de la isla de Santiago. Oeste: cerca de Playa Dorada.

– Isla Rábida.

– Plaza Sur.

– Oeste de la Isla Santa Fe .

– San Cristóbal: Punta Pitt, Cerro Brujo y Puerto Grande.

– Norte de la isla Floreana.

 

Comportamiento

Es especialmente singular el hecho de no tener miedo al ser humano. En lugar de huir cuando notan cerca nuestra presencia, nos ignoran por completo y no nos sienten como una amenaza. Esto nos permite poder apreciar de cerca sus movimientos. Es una experiencia increíble de la que se puede disfrutar con muy pocas especies de aves, y menos aún con una tan especial como el Piquero patas azules.

La incubación de los huevos les lleva entre 3 y 5 días, de cuya labor se encarga tanto el macho como la hembra. Mientras empollan a sus crías adquieren una pose defensiva con el pico, en alerta en todo momento ante el posible acercamiento de otras especies que suelen atacarles, como es el caso de la fragata.

El cortejo del Piquero de Patas Azules

Una de las experiencias más embaucadoras de las que puedes disfrutar en Galápagos, es el cortejo que realiza el macho a la hembra previo al apareamiento. El macho comienza acercándose a la hembra lentamente, acentuando su andar de lado a lado. En el macho detectamos sus intenciones desde que comienza a acercarse si miramos su cola, que mantiene elevada y erguida en clara señal de satisfacción y ostentación. Una vez captada la atención de la hembra, comienza a levantar sus patas, mostrándolas con orgullo, ya que es en lo que se fijan las hembras a la hora de seleccionar un macho.

Las crías nacen con las patas de color blanco, y adquieren el azul de la alimentación, por lo que un azul intenso en las patas indica que el macho ya es adulto, y cuanto más azulado sea el tono también evidencia una mayor habilidad para la pesca, y por ende, para alimentar a sus futuras crías. A su vez, también despliega las alas para mostrar su envergadura y levanta el pico para que la hembra los pueda evaluar. Es curioso ver a la hembra mirar al macho de arriba a abajo mientras realiza estos movimientos, y evaluando si es idóneo para cuidar con él a sus crías.

Si la hembra mira hacia otro lado ignorando al macho, este comienza a erguir el cuello y emite leves graznidos, intentando llamar su atención. Si la hembra es receptiva, da pequeños pasos acercándose al macho, levanta sus patas al igual que el macho, y le acerca el pico en señal de consentimiento. Esta es la parte bonita, porque la copula apenas dura unos segundos.

Verlos alimentarse también es un espectáculo singular. Si les ves sobrevolar las áreas cercanas a la costa, realizando círculos a una altura constante, no los pierdas de vista. En el momento que avistan su presa, se lanzan en vertical hacia el agua, a una velocidad que puede alcanzar los 100 km/h. Después de haber logrado su sustento, se mantienen nadando en el agua o con vuelo raso, con aire de satisfacción.

 

Lucha por ser el más fuerte

Los Piqueros de Patas Azules también se pelean por el territorio, o por sus parejas. Aquí podremos verlos mover el pico de arriba a abajo con rapidez, y estirar el cuello para mostrarse ante su oponente lo más grande posible. Si con esto no es suficiente, ambos se baten con sus picos hasta que hay un derrotado, que se retirará para buscar un rival más débil al que pueda batir. No obstante, varios estudios han demostrado que algunos ejemplares se muestran fieles a sus parejas, y que de serlo, se vuelven mucho más eficientes tanto en la búsqueda de alimento como en el éxito alcanzado por sus crías en llegar a la vida adulta.

Por último, solo podemos recomendarte que nos visites y verlos por ti mismo. Nada de lo que te digamos es comparable a situarte frente a frente, y encontrar la mirada especial en sus ojos, sin sentir miedo, ni felicidad ni … nada! Y es muy gracioso verlos andar por tierra firme. Es por eso que el biólogo los clasifica como una de las especies de pájaro bobo, y no porque sean tontas, porque están bastante lejos de eso.

¿Quieres saber más sobre las especies animales de Galápagos? Descubre la enorme variedad de Iguanas marinas que encontrarás!!